Se incrementa el número de camas para atender a pacientes con Covid-19 en Guerrero

Para seguir fortaleciendo las acciones de atención a pacientes diagnosticados con COVID-19 en el estado, el gobernador Héctor Astudillo Flores supervisó la instalación del Centro de Atención Temporal COVID-19 Chilpancingo, que donó el gobierno de Estados Unidos a México.

El Ejecutivo guerrerrense agradeció al gobierno de la República el envío de esta unidad que se instaló en el Hospital Raymundo Abarca Alarcón con la finalidad de disminuir la ocupación de camas.

"Este Hospital Móvil pretende ayudar a qué el hospital General pueda tener la posibilidad de que algunos pacientes que están allá puedan venir para acá", apuntó.

Astudillo Flores lamentó que en el combate al coronavirus, personal médico haya perdido la vida, por lo que dijo, se tiene que rendirles un homenaje por su entrega.

El doctor Cristian Benjamín Galván Rebollar, jefe de la Misión del Centro de Atención Temporal Covid Chilpancingo, explicó que el hospital móvil está diseñado para alojar 25 camas para dar atención a pacientes con síntomas leves o convalecientes y en caso de que se deteriore su salud, se les estabiliza y se les refiere al área critica del hospital. Además, carpas, aire acondicionado, regaderas, medicamento y servicio integral.

El equipo está integrado por cinco médicos, seis enfermeras, una odontóloga, "nuestro equipo está capacitado para brindar esa atención y estamos en la disposición de apoyarlos en lo que se les ofrezca", aseveró.

Recientemente se instaló el Hospital Móvil de Zihuatanejo que está ubicado en la Unidad Deportiva y permitirá disminuir la ocupación hospitalaria de la región de la Costa Grande; fue gestionado por el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau y permitirá atender a pacientes COVID-19 no graves.