Hay riesgo de confrontación armada por problemas agrarios en Malinaltepec, Alcalde pide intervención urgente de autoridades agrarias

El añejo conflicto agrario entre Alacatlatzala y Malinaltepec tiene por lo menos 50 años sin resolverse.

Tanto los gobiernos estatales y federales se han desentendido del asunto y ahora recientemente ha llegado a puntos muy álgidos.

Algunos dicen que un poco también le atizan a la lumbre algunos o alguno que tiene motivaciones políticas en el corto plazo con la mirada puesta en la Alcaldía.

  Lo que sí es verdad es que, desde el inicio, el Presidente de Malinaltepec Abel Bruno Arriaga se ha preocupado por buscar alguna solución y sobretodo que no pase a mayores acontecimientos que pongan en peligro vidas humanas.

El Alcalde de no ha sido omiso ni se ha escondido como lo han señalado injustamente, al contrario, desde que se reavivó este conflicto se han instalado a petición del Alcalde 4 mesas de negociación para tratar de mediar y buscar alguna posible solución que deje ya de confrontaciones entre los propios paisanos de Malina.

Pero siendo este un añejo problema agrario es necesario la participación de las instancias de esta índole tanto estatales como federales y existen allá en las ciudades con obesas de burocracias, por eso Abel Bruno señala desinterés y solicita su intervención para resolver.

El propio presidente ha señalado con preocupación que existe el peligro latente de confrontaciones incluso armadas entre las partes, lo que sería de fatales consecuencias.

El Presidente informó que el pasado viernes participó en la mesa regional de Coordinación para la Construcción de la Paz, (Que sesiona todos los días con la presencia de Alcaldes y autoridades de seguridad en Tlapa) donde expuso el problema agrario entre las comunidades de Alacatlatzala y Malinaltepec.

“En esa reunión de Seguridad solicité que los tres niveles de gobierno asumiéramos el problema para buscar una solución sin recibir respuesta incluso mi petición fue excluida de la minuta de acuerdos”, dijo.