Opinión y Análisis

Un viaje incomodo e inoportuno

Tanto se tardó Andrés Manuel López Obrador para decidirse a realizar su primer viaje como presidente a los Estados Unidos y la que también será su primer salida al extranjero, que ahora que al fin se decidió su salida está levantando polémica dentro y fuera de país. Los cuestionamientos al momento en el que el presidente mexicano arribará por primera vez a la Casa Blanca para encontrarse con Donald Trump han surgido lo mismo de la campaña del candidato demócrata a la presidencia estadunidense, Joe Biden, que del Congreso mexicano en voz del diputado oficialista Porfirio Muñoz Ledo y hasta de organizaciones de mexicanos que viven en los Estados Unidos.

AMLO se radicaliza: “o conmigo o contra mí”

Justo a las puertas de la mayor crisis que haya vivido el país en su historia reciente, en la fase más peligrosa de la pandemia y en medio de un ambiente de tensión social y política, el discurso del presidente López Obrador pasó de la polarización y el contraste de las ideas y las diferencias, al llamado a la división franca y abierta de los mexicanos. En la nueva dialéctica radical del lopezobradorismo sólo hay lugar para dos tipos de mexicanos: los que están a favor de su “cuarta transformación”, a los que identifica como “liberales” y los que se opongan a ella, a los que considera “conservadores”, clasificación en la que incluye también a todos aquellos que critiquen, disientan o cuestionen las decisiones y acciones de su gobierno.

EL CLIENTELISMO ELECTORAL

(Andreas Schedler*)

"El Clientelismo Político, es decir el intercambio de favores materiales por subordinación política, se ha considerado durante mucho tiempo uno de los rasgos más persistentes y dañinos de la política.

La Reforma Electoral en Guerrero rumbo al 2021 ¿Cómo será evaluado en las urnas?

Una gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser o grande o democracia.

Theodore Roosevelt

AMLO les mete freno a los gobernadores

La orden del presidente López Obrador a su secretario de Hacienda, Arturo Herrera, fue terminante: “Ningún aval a los gobernadores para contratar deuda o créditos. Lo quieren para las elecciones, no para el Covid, así es que si acaso hasta después de la elección (de 2021) que se les dé el aval”. La instrucción presidencial, que mete freno a los créditos solicitados por varios gobernadores de oposición que ya obtuvieron incluso autorización de su Congreso local, parte de la desconfianza y la idea de que los mandatarios estatales no sólo “no se aprietan el cinturón”, como él se los ha pedido, sino que además planean meter las manos en las votaciones del próximo año en sus estados.

La humanidad existe

Decíamos que los momentos fuertes de la historia son aquellos en que no hay modo de negar que el destino de las personas no es individual sino común. Sucede muy de vez en cuando: por eso, los solemos llamar “hechos históricos”.

Oposición unida u oposición vencida

Lo complicado que resultará una alianza opositora para los comicios del 2021 —más allá de las BOAS conspiratorias que imaginan en Palacio Nacional— será vencer los egos, protagonismos, intereses y desavenencias entre los maltrechos partidos de oposición en México.

El choque de dos Méxicos

La pandemia del Coronavirus, con todos sus efectos de salud, económicos y políticos, está acentuando las diferencias y la polarización política que ya existía antes de esta situación de emergencia, y ante el inicio de una crisis que se avizora histórica y como un cataclismo que sacudirá al país por sus niveles de desempleo, tensión social e inseguridad. Esto ha hecho que se endurezcan las posiciones y las visiones de dos grandes bloques en la sociedad mexicana: quienes ven una “pronta salida y una crisis transitoria” que no nos causará mayores daños porque “vamos muy bien y esto nos vino como anillo al dedo para la cuarta transformación”, y quienes advierten que la viabilidad económica del país, la productividad, la modernidad y la estabilidad social están en riesgo por la forma errática en que se conduce a la República.