Morena pide a servidores públicos no intervenir en el proceso electoral en Guerrero

El coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local, Jesús Villanueva Vega pidió a los servidores públicos que no se inmiscuyan en las campañas electorales, que se queden atrás aquellos viejos vicios de entrega de dádivas o dinero para favorecer algún partido político o algún candidato, y que el resultado del proceso electoral sea el reflejo genuino de la voluntad popular y que el voto libre y secreto le dé el triunfo a los mejores candidatos.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), dijo que el reto para los órganos electorales en este proceso electoral inédito, será detener la injerencia de los poderes fácticos que tuercen la voluntad popular.

Este miércoles inicia el proceso electoral 2020-2021, en el que se renovarán el Poder Ejecutivo, el Legislativo y los Ayuntamientos de Guerrero, proceso que en esta ocasión, será histórico por las condiciones políticas, sociales, económicas y sanitarias, ya que, las campañas, debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19, ya no serán a ras de tierra, sino a través de la redes sociales y los medios electrónicos.

“Anteriormente los grandes problemas que enfrentaban los órganos electorales en las campañas era la complejidad de fiscalización de los recursos y el rebase de los topes de gastos de campaña; ahora las complejidades serán el cómo detener la injerencia de los poderes fácticos que actúan en las campañas y que tuercen la voluntad popular”, comentó.

Recordó que en los procesos electorales, el problema recurrente es el uso de dinero de procedencia ilícita, la falta de equidad en la contienda electoral y el uso indebido de los programas sociales, sin embargo, ahora esas conductas ya se consideran delitos graves y quien se atreva a hacerlo, enfrentarán el proceso penal con prisión preventiva y sin derecho a la libertad bajo fianza.

En este ejercicio democrático los guerrerenses esperan la postulación de candidatos y candidatas honestos y con buenos antecedentes, “que no sean fichas negras”.

Que los órganos electorales sean verdaderos árbitros capaces de garantizar elecciones libres, auténticas, democráticas y pacíficas; que el voto realmente sea universal, libre, secreto y directo. Que actúen con neutralidad, profesionalismo, certeza, objetividad y apliquen la Ley y sancionen sin distingo de colores ni de ideologías partidistas.

“Se espera que el proceso electoral se lleve en un marco de civilidad de todos los actores políticos, de la militancia de los partidos, de los candidatos y de los ciudadanos. Que las campañas estén exentas de violencia de cualquier naturaleza y que se garantice la integridad física de todos los candidatos sin importar el partido político al que pertenezcan; que se transparente el uso de los recursos públicos y privados”, dijo.

Créditos: Ahora Guerrero