Morena se fractura en Guerrero: piden a AMLO destitución de Pablo Amílcar

Militantes de Morena integrantes de la “Comisión de Unidad” solicitaron al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la destitución del delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

En documento enviado a López Obrador y al que dieron lectura este martes en el sindicato de Redactores de la Prensa, los morenistas acusaron al delegado único en Guerrero de asumir una actitud prepotente y soberbia, y de actuar de manera incorrecta ante la problemática por la entrega de insumos a campesinos.

“Falta de sensibilidad y eficiencia administrativa en la atención al programa de fertilizante gratuito a los productores directos, por parte del delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, que ha asumido una conducto prepotente y sorbia, generando un clima de hostilidad y de antipatía en contra de su persona, de su gobierno y de Morena”, señalan en el documento.

El documento fue firmado por José Hernández Jiménez, Cuauhtémoc Ney Catalán, Justino Damián Calvo, Agustín Sánchez Pastor, Olivero Medina Flores, Javier Vázquez Piojas, Teófilo Sánchez Carbajal y Francisco Javier Herrera, quienes se asumen como integrantes de la Comisión de Unidad de Morena en Guerrero.

Quienes consideraron que la falta de planeación del delegado impidió adoptar las acciones y estrategias para prever o desactivar el conflicto social con los campesinos de mayor parte del estado.

“Los meses transcurrieron desde que asumió el cargo Amílcar, fueron suficientes para elaborar un padrón confiable desde la asamblea de agricultores”, indicaron.

Ante esta situación, los inconformes pidieron la destitución de Pablo Amílcar “que aun haciendo abstracción del pésimo papel desempeñado en el asunto del fertilizante y el de estar en conflicto de intereses con Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública por ser su hermana”.

En el documento los demandantes sostuvieron que el gobernador, Héctor Astudillo Flores y el PRI, «han visto en la dotación del fertilizante, tanto en lo cuantitativo como en las dificultades de su distribución, un factor capitalizable políticamente, fomentando y explotando el descontento social a través de bloqueos de carreteras, saqueos a bodegas de fertilizante, y secuestro de funcionarios públicos federales y militares».

El oficio en el que solicitan la destitución fue enviado al presidente López Obrador el 10 de julio.