Pablo Amílcar llega a Tlapa en caravana con camionetas de lujo y resguardado por federales y militares

En una caravana de al menos 6 camionetas de lujo y resguardados por patrullas de la policía federal de caminos, militares y guardia nacional, el delegado de los programas federales Pablo Almicar Sandoval llega a Tlapa para - según dijo - reunirse con los servidores de la nación que también se creen non plus ultra.

Así, don Pablo con ese despliegue de vehículos y seguridad ser olvida de la cuarta T y despampanantes visitas la montaña sintiéndose también todo un señor feudal.

Aparte de la "evaluación" de sus "servidores", también que se reunió con productores para el tema del fertilizante donde no le fue bien debido a que los campesinos saben que fue el responsable del desastre por ineficaz de este programa lo que ocasionó que muchos no recibieran el insumo aún con vale en mano y con las consecuencias de que no hubo producción suficiente de maíz.

Pero sin rubor y con esos pretextos disfraza su campaña anticipada de su sueño por la gubernatura.

Y como recientemente estuvo Walton, pues también él no se quiso quedar atrás.

Pero con esos despliegues de poder, de abundancia y de lujos alejados de la 4T más parece político de los años 80s.