Sin pena ni Gloria la visita de Félix Salgado a Tlapa; Como decía Dionicio Pérez –Jácome, Félix… Félix

Sin pena ni gloria, o más bien con más pena que gloria resultó la visita de Félix Salgado a esta ciudad de Tlapa.

Sin nada que informar, sin ninguna gestión para la montaña (ni grande ni chica) el Senador se paseó por esta Región en su pretensión de buscar adeptos para su sueño de ser el abanderado de morena nada menos que para gobernador de Guerrero.

Ante la falta de seguidores, se fue a refugiar a una Universidad privada donde se reunió con algunos despistados.

No trascendió cuál fue su mensaje más que él ha convertido los programas sociales en derechos, -eso dijo-.